Lo que ellos regalan, no siempre es un acto de bondad



Publicidad de Google



In: Estilo Femenino

23Dec2009


MUJER sorprendida

No cabe duda de que los regalos son algo que nos gusta a todos, desde chicos. 😉

Lo más importante no es lo que se recibe, sino saber que el otro pensó en nosotros.

Lo mas común es recibir regalos para Navidad, reyes, cumpleaños. La sensación de recibir, la intriga al abrir y la emoción del descubrimiento todas estas sensaciones son realmente gratificantes.

Estas sensaciones las seguimos experimentando cuando nos enamoramos, porque se potencia mucho mas el dar y recibir regalos.

Al inicio de la relación se da con mucha frecuencia y poco a poco…
El género femenino y masculino comienzan a diferenciarse nuevamente de la mano de este tema.
Nosotras, regalamos cosas que nos gustan a nosotras. ¿No me creen?

Podría darles miles de ejemplos sobre el tema, pero seguramente a ustedes ya se le vinieron algunos a la mente.

Los hombres, por su parte, suelen poseer un don para diferenciar qué y con qué objetivo regalar. Ejemplos sobran.

1-Flores a la pareja oficial, intento de dejar en el pasado la última pelea por llegada tarde injustificada a casa.
2-Flores a una desconocida, intento de levante pasajero con fines…
3-Flores a la madre, remediar las reiteradas promesas de visitas incumplidas.

Y nosotras, estemos en la posición que estemos, las recibimos con una sonrisa y por lo general logramos que ellos cumplan con el objetivo por el cual gastaron esos pesos e invirtieron en eso.
Porque, en resumen, ellos ya no ven el obsequio como lo que es, sino que, lo ven como una inversión.
Miren lo que me pasó la semana pasada.
Iba en mi coche y freno porque el semáforo se puso en rojo.
Por el parabrisas diviso un vendedor de jazmines que se dirigía directo hacia mi vehículo.
Me golpea la ventanilla y pide que se la abra.
No sé si saben pero yo vivo en Buenos Aires donde, la inseguridad, está a la orden del día.
Negué con el dedo y él, pidió por favor, que abriera aunque fuera un poquito para que escuchara lo que me quería decir.
Accedí.
Tenía unos 40 años, muchos ramos de flores en sus manos y una sonrisa alegre.
-Estas flores son para usted- dijo.
-No tengo plata- contesté.
-El señor del vehículo de adelante se las obsequia.
Una sonrisa se dibujó en mi rostro, y una mezcla de alegría y timidez, se apoderó de mí.
Me sonrojé y agradecí con una seña de luces al vehículo que me antecedía.
Puse primera y me fui.
Llegué a mi cita laboral.
Juan, un compañero de trabajo de unos 22 años, aguardaba en una mesa tomando un café.
Emocionada le conté sobre el gesto romantiquísimo que había tenido aquel caballero desconocido.
– El viejo te quería levantar, ¿le diste tu teléfono?
– ¡NO!- conteste.
-Obvio, que era un levante, todavía debe estar frenado en esa esquina esperándote para una aventura pasajera.

Mi alegría inocente se transformó en dudas.
¿Me habrá visto pinta de chica fácil?
¿Buscaba simplemente un levante pasajero?
¿Existen los hombres románticos por naturaleza, o los gestos románticos siempre vienen acompañados de malas intenciones?
¿Cuando un hombre nos regala flores… hay que pensar mal?

Búsquedas Recientes

  • mujer sorprendida
  • sorprendida
  • personas sorprendidas
  • CHICA SORPRENDIDA

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • sorprendidas
  • personas sorprendida
  • mujer sorprendida dibujo
  • personas sorprendidas

  • mujer sorprendida con desayuno
  • fotos de personas sorprendidas
  • mujer sorprendida

  • mujeres sorprendidas
  • sorprendida
  • imagenes de personas sorprendidas
  • mujeres sorprendida
  • cara sorprendida
  • chica sorprendida
  • chava sorprendida
  • chicos sorprendidos
  • chicas sorprendidas
  • familia sorprendida
  • imagen de sorprendida
  • sorprendida mujer
  • imagenes de sorprendida



Academics Blogs