Desquiciada por los zapatos



Publicidad de Google



In: General

7Jul2010


zapatos

-¡Por Dios, ¿cuántos pares de zapatos tenés?!- preguntó un día inocentemente Martín,

sin saber que, al igual que el peso y la edad, la cantidad de zapatos es otra de las cifras incuestionables para una mujer.

-¿Acaso yo pregunto cuántos CDs, o perfumes tenés vos?? Quiero que entiendas una cosa Martín, mientras quede una boutique por descubrir, alguna oferta por fin de temporada o una nueva colección que merezca ser admirada, habrá un espacio esperando en mi placard.

Sin embargo, es errado pensar que la fascinación femenina por los zapatos es una mera cuestión de banalidades. La elección que hacemos día a día de lo que llevamos puesto, va más allá de cualquier atribución superflua. Actualmente, las mujeres somos una explosión de sentimientos, momentos y expresiones que se ven reflejados, también en nuestros pies. Por ejemplo, hay días en los que necesitamos sentir la femineidad a flor de piel y recurrimos a las ballerinas, versión moderna de la zapatilla de cristal y pieza clave para convertirnos en la ‘princesa’ de nuestro propio cuento de hadas. Otras veces, en cambio, buscamos en las botas ese toque arrebatador que nos haga ver seguras en nuestro andar, desafiantes y dispuestas -por qué no- a dar el primer paso.

Hay otros momentos por ejemplo, en los que es imprescindible mostrar profesionalismo y tomar distancia en la sobriedad de un clásico taco aguja. O por el contrario, mezclarnos entre la gente para pasar desapercibidas con la característica comodidad y sencillez de las prácticas sandalias en sus mil y un versiones.

Están también los malos días, esos en los que sólo quisiéramos montarnos en un par de zapatillas deportivas y desaparecer veloces en el horizonte. Pero las mujeres también sabemos divertirnos, para eso debemos cerciorarnos de que nuestros pies nos acompañarán hasta el final de la fiesta, resignando el glamour por la estabilidad de las fieles plataformas. Y al final del día, cuando el ritmo vertiginoso de la cotidianidad nos hace estallar sólo necesitamos sentirnos libres y livianas dentro de un acogedor y hogareño par de pantuflas.

Así es Taconeras, cuando de calzados se trata, las mujeres nunca tenemos los suficientes. Y si por alguna razón la sensación de saciedad nos confunde vagamente no tardará en aparecer un novedoso y envidiable par ajeno que nos devuelva a la realidad. Dicen que los ojos son el fiel reflejo del alma, sin embargo para entender a una mujer no te olvides nunca de mirar luego sus pies.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • zapatos en cantidad
  • closet zapatos hombre
  • fotos de muchos zapatos
  • youtube videos de gente desquisiada
  • VER FOTOS DE PERSONAS DESQUICIADAS CON LOS ZAPATOS
  • imagenes de muchos zapatos
  • muchos zapatos

  • desquiciada zapatos



Categories

Academics Blogs