Historias de vida: Relato de un gato que encontre dos veces



Publicidad de Google



In: Amor|General|Mascotas

23Jul2010


Por: Eugenio Gutierrez Sampaolo.

Una noche salió de casa sin que nadie se diera cuenta (un gato negro de noche es casi invisible). Una noche puede ser que no aparezca, quizá ande por los techos o escondido en algún rincón de la casa; pero ya cuando pasan varios días es evidente que algo diferente a lo pensado estaba ocurriendo y la angustia aumentaba.

Luego de unos días la vecina de al lado tocó el timbre de casa para contarnos algo extraño que le había pasado.
Resulta que el marido salió temprano de su casa para ir a laburar. En Caballito decidió parar en una YPF a cargar nafta y revisar el motor. Cuando abrió el capó se pegó flor de cagaso cuando una cosa negra salió como tiro de ahí.

Gracias a este relato, dejamos de buscar en el barrio (que era lo mas lógico) y pudimos ubicar la zona en que realmente podía estar, y hacia allá fui. Era tarde y el frió calaba los huesos. Con la bici llegué al lugar en que saltó del auto y pregunte a los pibes que laburan en la YPF si habían visto un gato negro… Si, me dijo uno, anda dando vueltas por ahí hace unos días.
Esas afirmaciones eran lo que necesitaba para comenzar a recorrer cuadra por cuadra, pasando varias veces por la esquina de la comisaría y la estación de servicio. Seguramente habrán sospechado de esa persona que andaba recorriendo el bario de noche con la bicicleta; pero poco me importaba lo que pensaran ni tampoco que pudieran llegar a interrumpir la búsqueda con la excusa de la inseguridad.
Seguí largas horas buscando.

El amanecer estaba cada vez mas cerca; la esperanza de encontrarlo parecía alejarse, el frío y el cansancio aumentaban y la lluvia parecía querer tomar protagonismo esa noche.

Una vuelta más, aunque sea para quedarme con el consuelo de haber hecho todo lo posible.

Junto a una casa veo un tarro con agua y un poco de comida en el suelo; bué, por lo menos algún vecino se ocupará de él.
Ver eso que alguien dejó ahí y pensar en lo que podrá ser, me distrajo por un instante y curiosamente no reparé en el pequeño gato negro que estaba sentado unas baldosas mas allá.
Lo llamé y se acercó, había que verificar que no fuera otro gato negro del montón que andan por las calles de la ciudad.

La búsqueda había llegado a su final, la punta de su cola era blanca. En unos instantes aparecería la lluvia, o el sol; caminando en el final de la noche regresé a Floresta, con la bici y el Gatiyo.

gato negro

Búsquedas Recientes

  • GATO NEGRO
  • gatos negros

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



3 Comentarios to Historias de vida: Relato de un gato que encontre dos veces

Avatar

cecilia

July 23rd, 2010 at 8:25 pm

me mata ese gato, y la historia 😉

Avatar

facundo

January 4th, 2011 at 1:29 am

puede ser que pongas fotos de tu gatito por que yo tengo a una gatita de negro y la punta de la cola blanca y quería saber que rasa era esa te lo agradeseria muchisimo desde ya muchas gracias

Avatar

cecilia

January 12th, 2011 at 4:57 pm

Si queres mandanos la foto de tu gatita y la subimos, entre todos buscamos la raza, beso!

Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • gato negro en bicicleta
  • imagenes de gato negro
  • gatos negros
  • gato con la punta de la cola blanca
  • gato negro

  • gatito negro
  • imagenes de gatos negro
  • gatos negro
  • historias de gatos negros
  • GATO negro CON LA punta de la cola blanca
  • gato negro pics
  • gato negra
  • gato negro 300*300
  • como relatar una historia
  • 1
  • GATITOS NEGROS
  • relato de un gato
  • 41
  • como relatar una historia de vida
  • historias para relatar



Categories

Academics Blogs