Historias de Madres



Publicidad de Google



In: Amor|Hombres|Humor|Maternidad- Familia|Mujer|Niñas|Niños

24Nov2010


Blog Madre: un lugar para expresar sentimientos

Libertad Condicional

Esta mañana me he levantado con cierta neurastenia, de eso que no te encuentras a ti misma, ahora triste, ahora ya no, ahora ríes, ahora no. El puñetero espejo, en un intento por devolverme algo malo malísimo que le he hecho en otra vida, ha decidido escupirme a la cara la imagen de dos ojeras chorreantes como los relojes blandos de Dalí, acompañadas de una piel gris y con manchas, como de gato, y de un pelo que misteriosamente ha decidido autocardarse por voluntad propia… Todo mal, muy mal.

En otro momento de mi vida habría solucionado tal desazón con un carajillo en el bar de abajo y un par de cigarros sin filtro antes de meterme de lleno en la vorágine matinal, pero eso ya me da reparo, oye, que desde que una se convierte en madre y se le adjudica cierto respeto social, salir de un bar a las 8 de la mañana está fatalmente visto, aunque salgas peinada y sin el rímel corrido y no lleves allí dentro desde la noche anterior.

Como el momento nicotina queda descartado porque en la terraza hace un frío polar y se me podrían congelar las meninges, y meter la cabeza en el mueble bar también por si luego tengo que conducir maquinaria pesada, no me queda más remedio que entregarme por entero al mundomatutano, con respeto y emoción, engullendo todo tipo de crispitos y crujitos al jamón, haaala, como si mañana fueran a cerrar la fábrica y a esconder la llave matarile rile rile.

Por temor a que alguna de mis criaturas me vea mascando con fruición y a doble moflete algo que a ellas les prohíbo sistemáticamente, me veo en la obligación de esconderme en el wc para poder comer libremente y a manos llenas.

¿Qué haces aquí, mamá? …Estaba tardando ya…

Cosas mías, cariño –  digo mientras me elimino todo rastro de migas naranjas del bigote y la punta de la nariz.

¿Y estás comiendo Doritos sin que sea el cumple de un niño?

Maldiciendo esta capacidad suya de observación que en otros momentos me hace enorgullecer hasta una peligrosa hinchazón casi rayana al explote, arrugo y escondo la dichosa bolsita que hace un ruido tremendo, como de tormenta en voz en off, y me voy cabizbaja hasta el salón con la sensación de haber sido pillada en algo muy feo.

Y es que manda huevos (Trillo dixit, yo también puedo) hace quince años me escondía de mis padres para poder fumar y…¿ahora me escondo de mis hijas para poder comer ganchitos? … ¿Pero esto qué es? ¿Qué invento es éste? ¿Dónde se ha quedado mi libertad individual e intransferible? – me pregunto a pleno grito mientras alzo mi puño al cielo con un atardecer rojo al fondo. Pues lo que viene siendo anulada por completo – contesta el público al unísono, como un solo ser.

Y es que cuando una sale del hospital con el retoño en brazos en realidad no salen dos personas, si no una; bueno, un engendro de ciencia ficción con un cerebro y dos cuerpos. A partir de ese momento sufrirás un desdoblamiento tal que a veces creerás enloquecer. Cuando se caiga al suelo, te dolerá a ti. Si tiene fiebre, tú serás la que no duerma. Si llora, sentirás su tristeza. Cuando estés mucho tiempo a su lado querrás huir y en cuanto te vayas estarás deseando volver. Muy neurótico y muy poco libre todo. Es como una de esas pelis en las que se pseudolibera al reo poniéndole antes un collar que explotará si se aleja más de x kilómetros a la redonda de la cárcel. Y es que aunque la Constitución y tu ficha de antecedentes del Ministerio del Interior digan lo contrario, en realidad ya nunca serás libre porque nunca podrás dejar de pensar en ellos. Resígnate. Nunca podrás escapar … y mucho menos comer doritos libremente por la casa,  sin que sea el cumpleaños de alguno de tus amiguitos.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • neurastenia
  • historiasde madres
  • neurastenia ojeras
  • una madre trizte
  • imagenes de una madre triste
  • fotos de madres
  • 9
  • madre triste
  • imagen de madres
  • expresar sentimientos
  • neurastenia constitucional
  • imagenes de madres tristes
  • imagenes de madres

  • madres tristes
  • de madres
  • historias de madre
  • un lugar abierto a ti mismo



Categories

Academics Blogs