La sopa: ideal para el invierno.



Publicidad de Google



In: General|Recetas

2Aug2011



Las sopas son un excelente plato que se puede aprovechar para agregar vegetales y cereales a la dieta, sobre todo cuando los chicos se resisten a comerlos: una sopa o un caldo con vegetales les aportará vitaminas, minerales y fibra. Y para disfrutar aún más de este plato caliente, hay que buscar alternativas con aquellos alimentos que más les gusten.

Transformar cualquier alimento en sopa es muy fácil con ayuda de la licuadora y podes dejar “a la vista” los alimentos que sabes que les gustan. Por ejemplo, la calabaza en cubos y el choclo en rodajas… pero la zanahoria y la cebolla cocidas y licuadas.

Si los chicos se resisten simplemente con escuchar la palabra “sopa”, proba sirviendo poca cantidad en una taza y ofreciéndoselas con un sorbete cuando vienen a decir que tienen hambre. Otro truco para hacer la sopa más atractiva es agregarle croutones, los famosos cubitos de pan tostado. Una buena tostada de pan integral y una sopa con lentejas o arroz constituyen una cena completa. También podes cortar en triángulos el pan lactal para que quede más original. Si les gusta el pollo, ofréceles caldo hecho con esa carne y anda agregando verduras de a poco.

Para los grandes es bueno saber que si la sopa no tiene grasa, es una gran aliada a la hora de seguir una dieta para bajar de peso: un plato de sopa da sensación de saciedad y permite llegar a la comida con menos ansiedad y con menos hambre.

Les pasamos una receta para ir practicando ¡!

Sopa de verdura con avena


Ingredientes

  • 1 cebolla picada
  • 700g de calabaza pelada y cortada en cubitos
  • 1 ají rojo chico o medio grande picado
  • 2 zanahorias peladas y ralladas
  • 1 trozo de alga Wakame del largo del dedo meñique (se consiguen en las dietéticas)
  • 1 taza de avena arrollada fina
  • Sal y orégano a gusto
  • Cebollita de verdeo finamente picada, para decorar
  • Aceite de oliva, cantidad necesaria

Preparación

  1. Poner un chorro de aceite de oliva en una cacerola, pincelar para distribuir bien y rehogar ahí todas las verduras, menos la cebollita de verdeo.
  2. Cuando la cebolla está transparente, agregar el trozo de alga y agua hasta que las verduras queden bien cubiertas y un poco más (aproximadamente dos litros).
  3. Cocinar con difusor para que no se pegue hasta que los cubitos de calabaza estén bien tiernos.
  4. Licuar, volver a la cacerola y agregar una taza de agua más la taza de avena disuelta en agua fría.
  5. Cocinar 10 minutos más revolviendo constantemente con cuchara de madera, condimentar con sal y orégano a gusto.
  6. Al servir en los platos, decorar con cebollita de verdeo.

Secretos para compartir

El alga aporta minerales y la cebollita de verdeo, hierro. No hay que retirar el alga, sino licuarla en la sopa con los demás ingredientes. Su sabor no se percibe.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


Nobody landed on this page from a search engine, yet!


Categories

Academics Blogs