Dormir Bien: Belleza Intelecto y Felicidad



Publicidad de Google



In: Estilo Femenino|Salud|Sueños y significados

5Oct2011


Dormir 8 horas diarias con una temperatura corporal controlada y en ambiente silencioso y oscuro nos garantiza una mejor calidad de vida. Por el contrario, la falta de sueño puede ser muy dañina para la salud. Al dormir, nuestro cuerpo regenera neuronas y potencia las capacidades de defensa de nuestro organismo.

 Es natural dormir un poco más o un poco menos de lo habitual cuando nos hemos sometido a cierta presión tanto física como emocional. Sin embargo es importante estar alerta ante la posibilidad de enfrentar un trastorno del sueño. Si no se vuelve a la cantidad de horas habituales después de un mes, lo recomendable es consultar un médico, las causas más comunes son psicológicas y endocrinólogas (la hormona melatonina es la encargada de inducir el sueño de forma natural).

Belleza
Estéticamente hablando, el sueño tiene efectos a corto y largo plazo. En el corto plazo la falta y exceso de sueño produce ojeras, bolsas en los ojos e hinchazón. En el largo plazo, dormir ocho horas diarias nos permite producir lípidos, aumentar la producción de colágeno y segregar hormonas como la melatonina, encargada de la regeneración celular. Por otra parte, el oxígeno llega con más facilidad a las células de la piel para recuperar el daño producido por los radicales libres, los rayos UV y la contaminación.

Salud corporal
En general, todo nuestro cuerpo se beneficia con un descanso reparador. Cuando dormimos nuestra respiración se vuelve más profunda y oxigena nuestras células. Además fortalece nuestro sistema inmunológico lo que nos mantiene protegidos contras los virus y otras enfermedades. En el caso de estar enfermo, el sueño nos permite ahorrar energías y utilizarlas para reparar funciones internas y recuperarnos más rápidamente.

Para quienes tienen hipertensión y/o diabetes, dormir bien es fundamental porque la falta de sueño nos hace producir cortisol, la hormona causante del estrés, que a su vez aumenta nuestra presión arterial y dificulta el control de los niveles de azúcar en la sangre.

Es importante considerar que además, la falta de sueño nos hace tener una falsa sensación de hambre activada por la hormona ghrelin que además, nos impulsa a comer alimentos más calóricos, lo que dificulta el control de tu peso corporal. Por lo tanto, no se debe caer en el error de dormir menos para quemar más calorías. En el caso de nuestro cuerpo a nivel muscular, durante la fase de sueño más profunda, nuestro cuerpo se relaja completamente, esto facilita el descanso de nuestros músculos, columna y piernas que suelen estar más rígidos por las largas jornadas de trabajo o malas posturas corporales. Esa tensión acumulada puede ser liberada con mayor facilidad en el sueño profundo.

Intelecto
Necesitamos un intelecto ágil y asertivo para nuestro trabajo y relaciones sociales. Durante el sueño reorganizamos toda la información que incorporamos durante el día y la jerarquizamos, esto ayuda a conservar la integridad del circuito neuronal relacionado a la memoria y el aprendizaje.

Felicidad
Por otra parte, el sueño también nos ayuda a liberar emociones inconscientes para que no queden reprimidas, lo que nos hace más libres y preparados para enfrentar un nuevo día.

Dormir de lado derecho
Dormir recostados sobre nuestro lado derecho, se ha relacionado con numerosos beneficios. Por un lado, se relaja el esfínter del esófago inferior manteniendo al estómago y esófago por encima del nivel de ácido gástrico. Por otro lado, dormir en esa posición deja al corazón en la parte alta del cuerpo, sin tanto peso encima, lo que le permite latir con menos esfuerzo y por lo tanto descansar.

La siesta
Una siesta ideal dura 30 minutos, esta aumenta el rendimiento en el trabajo y ayuda a equilibrar el estado emocional.

A continuación te damos algunas recomendaciones para que aproveches al máximo los beneficios de un sueño reparador:

-dormir 8 horas diarias
-acostarte y despertarte más o menos a la misma hora todos los días ayuda a que las transiciones entre sueño y vigilia sean más fluidas
-cenar una comida ligera tres horas antes de acostarte
-no tomes tanto líquido que te pueda despertar a mitad de noche para ir al baño
-no es recomendable consumir cafeína, teína u otros estimulantes como el alcohol y el cigarro, algunos creen que el alcohol induce el sueño, pero no es un descanso de buena calidad
-los deportes facilitan un sueño reparador, es buena idea dejar pasar 3 horas antes de acostarse
-procura que tu almohada mantenga tu cabeza alineada con el resto de tu columna
-es importante dormir en una habitación oscura, con temperatura agradable y sin ruidos molestos, puedes ayudarte con mantas adicionales, ventiladores, antifaz para los ojos o tapones para los oídos. Al principio es incómodo, pero luego uno logra acostumbrarse.

¿Te cuesta quedarte dormida?
-Comienza por una ducha tibia o un baño de tina, evita los perfumes o aromas fuertes.
-Apaga la televisión media hora antes de dormir y lee algo que te distraiga de las labores que te esperan al día siguiente.
-Puedes acompañar la lectura con el clásico vaso de leche tibia (puedes agregarle vainilla o manzanilla), ayuda muchísimo.
-Si tienes música suave, sin letra cantada, escúchala con un volumen moderado.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • imágenes de dormir
  • dormir las 8 horas
  • como dormir beneficia nuestra respiracion
  • defensa cuerpo
  • 8 horas dormir
  • dormir bien

  • ambiente para dormir mejor
  • dormir mas 8 horas diarias
  • dormir bien para cuidar nuestro corazon
  • dormir ocho horas diarias
  • dormir 8 horas
  • 8 horas de sueño
  • antifaz para dormir
  • dormir por ocho horas
  • dormir
  • dormir bien niños
  • DORMIR OCHO HORAS



Categories

Academics Blogs