Las ganas de Llorar en la peluquería



Publicidad de Google



In: General

29Jun2012


 

La ganas de llorar en la silla de la peluquería frente al espejo son un clásico. Uno se da ánimo pensando “el pelo crece” pero en el momento sabes que estás frente a algo que no tiene solución. Pensé que sólo a mí me había pasado, porque tengo una facilidad increíble para llorar, pero después de comentarlo son varias a las que les ha pasado esta vergüenza.

Esta situación totalmente incómoda, pasa casi siempre y te obliga a invertir en pinches y otros para paliar la situación. Personalmente la he vivido dos veces, uno cuando el peluquero se excedió en cortar y me dejó como un varoncito, y otra vez que me hicieron un desplume en la mitad de la frente. Y siempre terminan cortando mas del permitido.

El problema es que a veces te entregas al peluquero y no hay nada que hacer, y ves mientras le dan con la tijera que ya no hay vuelta atrás, te pones mal y se convierte en el peor momento.

Creo que con tiempo y práctica, uno ya conoce que es lo que puede pedir a quien te corta el pelo y quien no, pero es difícil que alguna vez no hayas salido de la peluquería con tristeza.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • llorar en la peluquería

  • aprendiendo peluqueria

  • algo que no tiene solucion




Categories

Academics Blogs