Tomar el Té en una Confitería Porteña: Viaje en el tiempo



Publicidad de Google



In: General

21Jan2013


Cuando hablamos de Tomar el Té, no hay nada que iguale a pasearse una tarde a cualquier confitería prestigiosa y con historia de Bs As.  Aquellas que fueron sinónimo de refinamiento y distinción, y descubrimos que detrás de una ambientación anticuada, se esconden delicias dignas de ser probadas.

La verdadera repostería de la abuela no está en las nuevas y modernas casas de té, sino en las confiterías de antaño, esas en las que las señoras coquetas compraban un kilo de masas para tomar el té con amigas.

Dónde podemos encontrar: Triples de pavita, cerezas al marrasquino y merenguitos en decoraciones rococó. Tortas de siempre como la babaroisse de almendras y frutillas, y el soufflé de limón y ricota.  Budín Ingles. Fosforitos.

Tienen productos ya envasados: pan dulce, bombones con ositos de regalo y alfajores. Las especialidades saladas del servicio de lunch y cocktail no se dejan opacar. Todo es rico.

Cuando ingresas al lugar verás que las masas ocupan el centro del amplio local espejado con detalles de vidrios esmerilados y tapizados en tonos bordó imperiales. Abundan las masas finas frutales con rulos de crema chantilly.

Te lleva a un viaje del tiempo pasado o futuro. Y si quieren algo de modernidad? Eso si pueden encontrar Wi-Fi 🙂

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • estilofemenino com tomar-el-te-en-una-confiteria-portena-viaje-en-el-tiempo




Categories

Academics Blogs