Decirle no al maltrato del jefe



Publicidad de Google



In: Cosas que solo me pasan a mi

30May2013


En México persiste el estilo autoritario de liderazgo. (Foto: Archivo)

Siempre me he considerado una persona tolerante, no soy de esas personas que pelean y se enojan, no subo la voz, no me siento rencorosa, tengo mi carácter pero dentro de todo nunca he tenido mayores conflictos con mi entorno, soy más positiva. Y o más importante de todo, me considero una persona muy apta en los trabajos y super responsable.

Mi trabajo fue mutando, al comienzo parecía ser la mejor opción, el mas estable, el más agradable, pero que con los días fue transformándose en un estrés. Mi jefe es especial, emite juicios al respecto de cualquier cosa, es tremendamente desconfiado, me grita en persona pero después me pide perdón porque tuvo un mal día, etc. No ocurre siempre, me satura.

Pero hoy tras un grito y un puertazo que pegó, algo me hizo click, su tirón de puerta fue en frente a un montón de socios. Hoy no aguanté, me puse mal, algo que nunca creí que me pasaría pero de impotencia, pena y rabia. Y así un montón de cosas que pasan diariamente que me hacen llegar a la casa con la peor cara, muy cansada y con ganas de mandar todo al cualquier lado, poniéndome de mal humor por cada rincón que pase.  Por mi salud mental es que hoy digo basta!

Considero que tuve un buen trabajo, hace 7 años que estoy, me llevo bien con mis compañeros. Definitivamente es más sano renunciar y buscar otra cosa, así se dejen muchos esfuerzos y años trabajados.

Entre que la oferta de trabajo no es mucha y que todo lo demás en mi trabajo me gusta, puedo realizar otras cosas, se me olvida esa idea, pero pasa algo con mi jefe y vuelvo a replantearme todo. Obviamente me desquito pelando con mi novio que me escucha pero ya me está sobrepasando la situación. No sé cómo va a llegar al día siguiente, no sé cómo tengo que reaccionar y no sé qué decir o qué no decir para no terminar de manera impertinente. Pero lo que sí sé es que nadie tiene derecho por más jefe que sea a maltratarte, a estresarte sin razón alguna.

A raíz de todas estas situaciones incómodas surge la interrogante, hasta qué punto se debe aguantar? Cómo hacer que la energía  no te baje, y seguir armando camino para lo nuevo?

Quiero dejar contactado en actas, y que mañana tras mis ganas de iniciar novedades, no me olvide lo que pasó ayer.

 

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


  • estilos de liderazgo autoritario




Academics Blogs