Lundi, Monday, Lunes, Lunedi….



Publicidad de Google



In: Cosas que solo me pasan a mi

17Jun2013


El despertador del celular se reprograma cada 10 minutos. El sonido fuerte y alarmante se entromete en mi visita a los lugares fantásticos y en las situaciones extraordinarias. Con la vista puesta solo en un ojo se ve la hora: las 07:20. Rápidamente la cabeza empieza a hacer un resumen de lo que espera durante el día, y el siguiente… y el siguiente.  Pasan dos minutos más (que en realidad fueron veinte), y el cuerpo salta de la cama impulsivamente. “Qué ganas de seguir soñando”, pienso sentada sobre la cama con los ojos ahora un poco más abiertos, pero no más despiertos. Hoy, es lunes y es uno de esos días que veo todo y llamalo como quieras, pero no deja de ser lunes.

Me levanto, comienzo a arreglarme un poco, tomo una taza de té por que siento una acidez rara… Ya siento como va ser mi viaje en subte…  Vuelvo a la cama, está mi novio durmiendo, se levanta más tarde que yo y eso tampoco es muy motivador, lo saludo despidiéndome que sea un gran día.

No es que deteste los lunes. Solo que no suena tan bien como sí lo es el sábado. No es que no me guste mi empleo, solo que preferiría estar en otro lugar que no sea dentro de un cubículo, recibiendo órdenes de una persona que por esas cosas de la vida hoy es mi jefe.

Llego al tren Urquiza, estación más cercana de mi casa, luego de 10 min hago combinación con el subte B, entre la multitud, algunos se vuelven seres gigantes y desconocidos, pienso que me quedan 12 estaciones de subte más para llegar a la estación florida, donde se encuentra mi trabajo. Miro mi reflejo estampado en la puerta transparente del vagón, mi pelo negro, los ojos cafés somnolientos, mis uñas mordidas. Solo pienso en lo que haré después de la jornada de trabajo:  volver a mi casa. Me doy cuenta que hoy es un lunmiercoles, ya que nuestra semana será corta.

Llámenle desmotivación, procesos de cambios, cansancio o crisis temporal. Hoy, a diferencia de otros días, no quiero trabajar. Han sentido lo mismo? Esos momentos de cuestionamiento por lo que se hace, se preguntan si es que es esto lo que se quiere para el resto de la vida. Mal que mal, hoy estamos construyendo nuestro futuro. Estamos perdiendo el tiempo?

“Cómo estamos hoy?”, le pregunta dentro del ascensor un hombre de traje negro y corbata a su compañero de trabajo. “Como día lunes” responde el otro hombre que parece su gemelo por la vestimenta, con una sonrisa algo conformista. Hoy, todo me recuerda que es lunes. Y que después de todo no soy tan libre como quisiera.

Pero no hay que echarse a morir ni ver todo negro. Después del día hagan lo que más les gusta: leer una novela, ver una película, bailar o simplemente relajarse. Eso sí, si sienten que están perdiendo el tiempo y quieren generar cambios, es mejor ponerse a pensar si es esto realmente lo que nos hace feliz y nos mueve el estómago. Creo que es un buen ejercicio para empezar a construir nuestro futuro.

En fin ya son casi las 5 de la tarde de un día muy clave a pesar de ser lunes para mí, mañana les cuento!

Cruzando dedos!!

 

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


Nobody landed on this page from a search engine, yet!


Academics Blogs