Almuerzo Familiar



Publicidad de Google



In: General

2Jul2013


 

El domingo volvimos después de mucho tiempo a tener un almuerzo familiar, cuando lean esto no crean que nunca almuerzo con mi familia, a lo que me refiero es a unos almuerzos muy peculiares que se hacían todos los domingos cuando era chica en la casa de mi tía abuela Tita; nosotros somos de descendencia tana/nativa, la familia es grande muy grande (sumamos 100 en un abrir y cerrar de ojos) y la mezcla funciona muy bien.

De esos viejos domingos tengo los mejores recuerdos, empezaban temprano, muchos autos en la puerta, había mucha comida la base del encuentro es la comida, muchas risas, mesas largas, discusiones de futbol y política, chicos jugando, toda la casa llena, mujeres chusmeando y pasándose secretos de todo tipo, cartas: truco y escoba, postres, tortas fritas, mates, pastelitos, etc. El lunes te levantas para atras.

En esa época era chica, asique me tocaba la parte de jugar y ver lo que pasaba, pero realmente lo disfrutaba, amaba ir los domingos a la casa de la tía Tita; ahora después de casi 20 veinte años, volvimos, espero que no por única vez; era el cumple de la Tía y decidimos coparle la casa; hubo todo lo de antes, mas los nervios pre. Pero esta vez esos pequeños que antes corrían y hacían lio ya estábamos grandes; así que nos toco cocinar, truquear, llevar a nuestros pequeños y cuidarlos; la tercera generación como nos titulamos tuvimos mucha nostalgia, amamos volver a encontrarnos, todos al rededor de la larga mesa los de antes y los nuevos; estuvo divertido, hubo grandes abrazos apretados, muchas risas y mucho de todo lo que extrañábamos, faltaron algunas cosas como el falcón rojo en la puerta y el ombú de la esquina, personas que se extrañan con amor, no con dolor y que seguro estuvieron allí.

Realmente fue exitoso, espero que la tercera generación podamos ponernos de acuerdo y repetirlo, no todos los domingos pero si quizás 1 al mes, para que nuestros peques vivan la gran experiencia de crecer en una familia enorme y bella como la mía; que habla gritando, que llora a mares, que pelea con pasión y se olvida de esas peleas en segundos; esa es mi familia y la amo así como es; que bueno reencontrarla tal cual como la recordaba.

Obviamente esta nota la estoy escribiendo un martes, porque ayer no podía con mi alma.

Como anécdota mi hija que vive en la ciudad, estaba como loca abrazando el pasto y mostrándome los coco (gallinas); muy sensible ella amando la naturaleza 🙂

992896_10151693478039161_998727390_n 1014130_10151693468339161_1164077070_n 1005601_10151693477399161_713522990_n 993312_10151693466814161_1244183652_n 941190_10151693476514161_211844929_n

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Comments are closed.


Otras personas llegaron buscando:


Nobody landed on this page from a search engine, yet!


Academics Blogs