Beneficios de la aromaterapia en el embarazo



Publicidad de Google



In: Amor|Maternidad- Familia

8Aug2013


Creo que en el embarazo de cada mujer, es el mejor estado para realizar todo lo que esté al alcance de la mano, para relajarse, para disfrutar, para serenarse y adquirir beneficios como la aromaterapia. Ojala siempre se pudiera estar en contacto de todo lo que es antiestrés, pero a veces la vida misma y los ritmos no dejan a una conseguirlo. En el embarazo todo es distinto, hay que bajar del mundo querida señora futura mamá.

Aquí algunos consejos para entrar en un clima perfecto de relajación por medio de la aromaterapia.

La forma más extendida de usar la aromaterapia es en masajes, pero no es la única. Todas las aplicaciones son eficaces y la elección depende de cuál te apetezca más. Eso sí, no debes olvidar estos consejos:

– En masajes: Échate unas gotas del preparado que hayas elegido en las manos y frótatelas antes de iniciar el masaje. Pocos minutos después de empezar las friegas se activará la circulación superficial, favoreciendo la absorción de los principios activos. Asegúrate de que la habitación está iluminada con una luz tenue y tiene una temperatura agradable (si sudas, la piel se vuelve impermeable). El masaje aromaterápico, además de relajarte, te ayudará a secretar endorfinas (que te hacen sentir bien) y encefalinas (que combaten el dolor).

– En la bañera: Sumergirte en un baño templado (en el embarazo no se recomiendan baños muy calientes por el riesgo de bajada de tensión y por estar contraindicados cuando existen problemas circulatorios) te ayudará a relajarte y a aliviar el cansancio acumulado en el día. Para aprovechar los efectos de la aromaterapia debes echar en el agua un preparado con las gotas de aceite esencial que hayas elegido y un poco de leche en polvo entera, miel o sal, pero no aceite base, porque no sería soluble. En seguida notarás los resultados gracias a un fenómeno conocido como ósmosis: el calor del agua acelera la absorción de los aceites, de ahí que sea mejor que empieces con cantidades pequeñas (entre 5 y 10 gotas para una bañera llena).

– En el ambiente: Los difusores son una opción ideal si notas que el olor de los aceites te resulta demasiado fuerte cuando te los aplicas directamente en el cuerpo.

– En compresas: Echa un par de gotas de aceite esencial, esta vez no mezclado con aceite base, en un recipiente con agua: fría para molestias que han aparecido de golpe (por ejemplo, un dolor de cabeza o un calambre) y caliente para las más crónicas (cansancio o dolor de espalda). Sumerge un paño de algodón en el recipiente y una vez bien mojado, escúrrelo, aplícatelo en la zona afectada y mantenlo entre 5 y 15 minutos.

Combatir las estrías:

Prueba a añadir al aceite de rosa mosqueta con el que te nutres la piel, un par de gotas de siempreviva al 1%. Para las irritaciones cutáneas se recomienda utilizar la rosa damascena.

Para un buen parto:

Puedes hacer inhalaciones, darte masajes, tomar un baño o aplicarte compresas con absoluto de jazmín o de azahar. Te ayudarán a estar mucho más relajada durante el tiempo que dure la dilatación.

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


Nobody landed on this page from a search engine, yet!


Academics Blogs