La comida picante se ama o se odia



Publicidad de Google



In: Recetas

12Feb2014


El picante no es algo que sea indiferente para la mayoría de la gente. A mí me produce adicción leve. Me pasa que cuando como un poco, “el picante suave”, quiero que el próximo bocado sea aún más picantito; Algún taco mexicano, alguna empanada dulce picante, algún condimento como el chimichurri  en el asado. Aluna buena salsa roja en un plato de ñoquis o comida china.  Así me he vuelto una fanática de los distintos sabores que tiene el picante, de las variadas formas y texturas que adquiere este sabor en los distintos alimentos. PERO NO LLEVO NADA AL EXTREMO. La otra vez mi novio me hizo probar en un sandwich de carne, con los famosos halapeños y no me han gustado por ser tan intensos.

Lo que representa los distintos niveles de tolerancia que hay. Más allá del gusto, es poder o no soportar el picante en tu boca. Está bueno cuando tiene la medida justa.

En Argentina no somos muy aficionados al picante como en otras culturas, y no es precisamente porque no tengamos suficientes productos para lograrlo. Las variedades de ají que crecen en nuestro país son enormes. Es una verdura fácil de cultivar y fácil de cuidar, mini huertas hechas en casa pueden surtirse de una gran variedad de ellos, que tienen diferentes sabores, picores, texturas y olores. Pero no solo el ají constituye la gran gama de alimentos picantes, aquí otros productos que pican:

– Mostaza (sobre todo en polvo, antes de disolverla y dejarla como pasta)
– Jengibre
– Wasabi
– Rábano
– Pimienta
– Berros

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


Nobody landed on this page from a search engine, yet!


Academics Blogs