Mitologia Griega: El mito de Sísifo



Publicidad de Google



In: General

6Jul2016


 

Camus utiliza a Sísifo como metáfora del esfuerzo inútil e incesante del hombre. Para el autor, Sísifo es el «héroe absurdo», tanto por sus pasiones como por su tormento: su desprecio hacia los dioses, su odio a la muerte y su pasión por la vida.

Camus nos narra el mito de la siguiente manera:

Sísifo fue a parar a los infiernos, y allí (…) consiguió permiso de Hades para regresar a la tierra y castigar a su mujer. (…) Pero cuando volvió a ver el rostro de este mundo, a disfrutar del agua y del sol, de las piedras cálidas y el mar, no quiso regresar a la sombras infernales. Nada consiguieron llamadas, cóleras y advertencias. Fue preciso un decreto de los dioses. Hermes vino a agarrar al audaz por el pescuezo y, arrebatándole de sus goces, lo devolvió a la fuerza a los infiernos, donde su roca estaba ya preparada (…) Los dioses condenaron a Sísifo a empujar eternamente una roca hasta lo alto de una montaña, desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso. Pensaron, con cierta razón, que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza.

Sísifo es la encarnación del hombre absurdo porque no tiene esperanza: conoce la amplitud de su miserable condición. Sin embargo, esta consciencia que debiera ser su tormento, consagra al mismo tiempo su victoria. Su destino le pertenece. Su roca es su casa. Cada uno de los granos de esa piedra, cada fragmento mineral de esa montaña llena de noche, forma por sí solo un mundo. El libro concluye: «hay que imaginarse a Sísifo feliz».

La lucha por llegar a las cumbres basta para llenar un corazón de hombre.

Sisifo

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


Nobody landed on this page from a search engine, yet!


Academics Blogs