“Reconcilió con una parte de mi cuerpo”



Publicidad de Google



In: Amigas|Amor|Ciencias|Estilo Femenino|General|Historia|Literatura|Variedad

21Apr2017


El tiempo ha transcurrido, casi ya mas de cuatro otoños que me encuentro consciente que el momento para disfrutar es ahora, en este instante presente en que me mantengo integra con mi ser.

Esta mañana al despertarme comienzo rápidamente a desayunar, es una mañana atípica, hoy participare en un documental que están filmando en el colegio de mi hija; en el cual me harán una entrevista.
Mi chofer me espera en la puerta, el siempre mascando chicle, la verdad que los últimos retoques me demoraron unos diez minutos, entiendo que se ponga ansioso por partir, dado que el tránsito a las 9hs es bastante caótico.
Al llegar veo la sonrisa enorme de oreja a oreja de mi hija
Quien me grita a lo lejos:_ Mami mami por acá, estamos por empezarrr!

Al llegar me cuenta que después de la mama que están entrevistando continuo yo, me sugirió que no tenga temor de las preguntas; que son variadas, porque la idea es representar la mirada de los adultos.
Al sentarme frente a la cámara, sentí que mi cuerpo comenzaba a tomar temperatura y mis manos empezaban a sudar.
El chico de a penas 16 años me pregunta: _Estamos listas Sra. Angeles?
Si claro, le respondo,
De lo cual empieza a decir en voz alta:_Uno, dos y toma!
Nicolas empieza con su primer pregunta:_ Ángeles a que le tiene miedo?
Lo miro fijo a los ojos, mantengo una pausa eterna, que en sí representaba cinco segundos, miro un instante al suelo mientras suspiro profundamente, luego levanto la mirada fríamente respondiendo:_No le tengo miedo a nada.
Porque hace mucho tiempo atrás a tu edad me han hecho esta misma pregunta, un chico con el cual frecuentaba en aquel entonces le confesé que mi mayor miedo era perder extremidades de mi cuerpo, y hoy me tienes aquí frente tuyo…en sillas de ruedas, sin mis dos queridas piernas, que aunque no sean visibles yo las siento presentes para justamente encontrarme integra con mi ser.
Por eso mismo hoy digo que no le tengo miedo a nada, porque en cuanto sentí miedo, no hice mas que atraer a mi vida el desafío del verdadero miedo, de sentirlo en carne propia, sin olvidar jamás el momento en que ellas se despidieron de mi.
Hoy con 43 años doy gracias por los aprendizajes vividos, amando mi cuerpo, aceptándolo, brindándole los mimos que se merece y doy gracias todos los días por sentir que mi templo responde a todo lo que corre por mis pensamientos y sentimientos nacidos del corazón.
Por eso mismo, Nicolas los miedos solo nos convierten en sumisos esclavos, olvidando la verdadera lectura de nosotros mismos.
Amate, acéptate y respétate, porque hoy sos este alma, representado en un cuerpo magnifico con el poder de traducirnos la realidad, expresada en cada cicatriz, que será nuestro registro, el que llevaremos con nosotros mismos por siempre.

Con mucho amor, espero que les haya gustado!!

MARCELA I. LEZAOLA

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Publicidad de Google



Deja tu comentario


Otras personas llegaron buscando:


Nobody landed on this page from a search engine, yet!


Categories

Academics Blogs